LOGO_IYS_es_Print

Unos suelos sanos son la base para la producción de alimentos saludables

 

Los suelos son el fundamento para la vegetación que se cultiva o gestiona para producir alimentos, fibras, combustibles o productos medicinales.

Los suelos sostienen la biodiversidad del planeta y albergan una cuarta parte de la misma.

 

Los suelos ayudan a combatir y adaptarse al cambio climático por su papel clave en el ciclo del carbono.

 

Los suelos almacenan y filtran agua mejorando nuestra resiliencia ante inundaciones y sequías.

 

Los suelos son un recurso no renovable, su conservación es esencial para la seguridad alimentaria y un futuro sostenible.